DERECHOS HUMANOS HONDURAS


VOLUNTARIOS HONDURAS



sábado, 16 de mayo de 2015

Vuelve la mano dura para frenar pandillas en Centroamérica...La activista hondureña de Derechos Humanos Itsmania Pineda advierte que en el Triángulo Norte





Con un promedio de 51,8 homicidios por cada 100.000 habitantes, El Salvador, Guatemala y Honduras, optaron por militarizar la seguridad pública para enfrentar a unos 100.000 pandilleros.

Guatemala sacó a las calles 4.500 militares para apoyar a 35.000 policías, El Salvador 7.000 soldados y 23.000 policías, y Honduras 2.000 militares y 3.500 policías militares. (Foto: AFP).

Por: AFP
Es medianoche, policías registran casa por casa en Alta Vista, en el este de San Salvador, en una operación para contener a los pandilleros que siembran el terror en El Salvador, Guatemala y Honduras, la región sin guerra más violenta del mundo.
Alta Vista es una colonia de trabajadores que vive intranquila por Barrio 18, una de las más peligrosas pandillas, y su rival la Mara Salvatrucha (MS-13). Ambos son grupos del crimen organizado dedicados a la droga, la extorsión, el sicariato y otros delitos.
"Ver, oír y callar", rezan algunos graffiti en muros de Alta Vista, donde los pandilleros incluso han usurpado viviendas de quienes las abandonan por temor. Igual pánico viven otros barrios de Honduras y Guatemala, acorralados por las pandillas o "maras".
Con un promedio de 51,8 homicidios por cada 100.000 habitantes, según un informe de 2014 del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, El Salvador, Guatemala y Honduras -el llamado Triángulo Norte Centroamericano-, optaron por militarizar la seguridad pública para enfrentar a unos 100.000 pandilleros.
Guatemala sacó a las calles 4.500 militares para apoyar a 35.000 policías, El Salvador 7.000 soldados y 23.000 policías, y Honduras 2.000 militares y 3.500 policías militares, una estrategia que algunos especialistas consideran peligrosa.
La situación asemeja una guerra. Pandilleros cubiertos de tatuajes enfrentan a militares y policías encapuchados, en una batalla cotidiana por controlar territorios.
Peligro de radicalización
Para algunos expertos, la mano dura como respuesta al repunte pandillero entraña riesgos de una agudización del conflicto.
"Volver a la mano dura con el uso extremo de la fuerza militar va a radicalizar este conflicto social. Se está generando un clima bastante peligroso", advierte en San Salvador la socióloga Jannet Aguilar de la Universidad Centroamericana (UCA).
Ante los ataques y muerte a manos de pandilleros de 24 policías y seis militares este año, el gobierno salvadoreño creó batallones élite del ejército y la policía, y alentó a los agentes a defenderse con sus armas. Para Aguilar esa directriz "es una licencia para matar".
En Guatemala, el viceministro del Interior, Edi Juárez, comentó que con el programa antipandillas PANDA se capacitó a policías y fiscales, y se crearon unidades para ver "cómo se están moviendo" las maras y lanzar operaciones para capturar hasta 70 pandilleros de una sola vez.
"Hemos ido avanzando y ahora las fuerzas de tarea se transformaron en 'mesas de análisis', donde damos seguimiento permanente al modus operandi de las pandillas", destacó.
En Honduras, el presidente Juan Orlando Hernández creó la Policía Militar con 3.500 efectivos para combatir a las pandillas y bajar la criminalidad.
Ese refuerzo a la seguridad responde a un rebrote de la actividad extorsiva de las maras, que queman autobuses, destruyen locales, torturan y asesinan para cobrar sus "impuestos de guerra", intimidando a comunidades enteras para que no los denuncien.
Entre 2009 y 2013 en Centroamérica se cometieron 99.408 homicidios, "cuatro de cada cinco" en Guatemala, El Salvador y Honduras, según datos del Sistema de Integración Centroamericana (Sica).
De enero a marzo pasados, El Salvador registró 16,2 homicidios por cada 100.000 habitantes, Honduras 14,3 y Guatemala 7,5.
Para el analista guatemalteco Jorge Santos, del Centro Internacional de Investigaciones de Derechos Humanos, la política represiva ha fracasado y cerró los espacios a la prevención.
"Todas aquellas políticas preventivas para brindar oportunidades a la juventud, acceso a derechos fundamentales como educación y salud, siempre son demeritadas por la política de llenar las cárceles o de ejecución extrajudicial", advirtió Santos.
Nuevas Pandillas
El ambiente de impunidad, la facilidad de obtener dinero mediante la venta de drogas y extorsiones a indefensos transportistas, pequeños comerciantes y particulares, alentó el surgimiento de nuevas pandillas o a dividirse en facciones las ya existentes.
En Honduras surgieron "Los Benjamines", "Los Vatos Locos", "El Combo que no se deja" y la pandilla de "Los Chirizos", cuyas extorsiones han provocado el cierre de comedores populares en mercados de Tegucigalpa.
En El Salvador, disputas por el control de territorios para extorsionar llevó a Barrio 18 a dividirse en tres bandas: 18 Sureños, 18 Revolucionarios y MD.
La activista hondureña de Derechos Humanos Itsmania Pineda advierte que en el Triángulo Norte los reclutamientos de las pandillas son cada vez "más forzosos", por lo que muchos menores emigran a Estados Unidos o sus familias se desplazan a zonas más seguras.
El Salvador tiene en prisión a 12.851 mareros, Guatemala a 1.467 y Honduras apenas cerca de un millar. Pero aún desde la cárcel siguen cometiendo delitos, reconocen las autoridades.
Para Santos "las altas tasas de desigualdad e inequidad" de una Centroamérica con cerca del 40% de sus 46 millones de habitantes pobreza es el "caldo de cultivo" para las pandilla

viernes, 15 de mayo de 2015

Honduras El sueño de Emiliani es un milagro para Honduras



Por itsmania platero
Actualmente San Pedro Sula cuenta con un centro de privación de libertad mixto ubicado en el centro de la ciudad fue creado para albergar unos 900 internos, sin embargo en la actualidad se ha convertido a criterio de expertos en "una olla de presion " por la saturación que dejan las continuas detenciones producto del combate a la delincuencia.
Esta situación llevo a mons Emiliani a realizar su sueño, la creación de un centro de privación de libertad que garantiza a los internos condiciones dignas que le permitan la rehabilitación y lo devuelvan a la sociedad como un ser util . Para que este sueño se cumpla faltan 120 millones de lempiras.
El centro esta diseñado para acoger 2500 internos. 2 personas por Celda y en cada celda baño, servicio y ducha.
En Cada modulos se ubicaran 208 personas. Además en estos recintos estaran separados los internos por la gravedad del delito cometido.
Contaran con campos de juego, talleres, maquila y granja penal.
Y estaran bajo el estricto cuidado de custodios y policias entrenados para tratar con privados de libertad. Bajo la dependencia, control y vigilancia del Instituto Penitenciario de Honduras
...itsmania platero

EMPRESARIA LAURA ESTHER DUBON PINEDA VICTIMA DE ERRORES


Policía hondureña daña honor e imagen de ciudadanos


Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- Laura Esther Dubón podría ser solo un caso más de los tantos que bajo abuso de poder y clara violación a los derechos humanos están cometiendo las autoridades hondureñas, en este caso la Dirección Nacional de Investigación Criminal y el Ministerio Público.
 
El 24 de septiembre de 2014, Laura, dueña de un negocio de venta de plásticos, fue capturada junto a su empleado Emanuel Esaú Cabrera, por agentes de la DNIC, en la colonia Jardines de Toncontín, en Comayagüela, bajo los cargos de ocultar vehículos en un parqueo, que eran usados por pandilleros para cometer crímenes.
 
Y es que efectivamente, la Policía allanó el lugar donde encontró vehículos con reporte de robo y que además hay evidencia que eran usados para cometer delitos, sin embargo, Laura les explicó que ella es vecina del parqueo pero no es suyo, ni siquiera lo administra, ella es dueña pero de una distribuidora de plástico que está contiguo.
 
Pero lo terrible del caso no fue ni el allanamiento, del que hubo resultados como el decomiso de cuatro vehículos, si no la inmediata captura de Laura y su empleado, a quienes sindicaron de ser cómplices de la “Mara 18”.
 
Tras la captura Laura y su empleado fueron esposados y llevados hasta el Campo de Parada Marte, donde ambos fueron presentados ante los medios de comunicaciones, junto a los vehículos, incluyendo la motocicleta de su esposo Dagoberto Mendoza, que estaba en el parqueo de su negocio.
 
Luego de ser presentados ante los medios, ella con el apodo de “La Tía”,  la noticia fue totalmente pública y los titulares en las redes sociales, televisión y luego periódicos no se hicieron esperar, “decomisan cuatro vehículos a la Mara 18”, y coincidían, junto a la foto de Laura y su empleado, esposados.
 
Laura pasó la noche bajo custodia policial, hasta que a las 5.00 de la mañana la remitieron a las instalaciones donde ates era el Core 7, en el barrio Abajo, donde lejos de presentarla ante el fiscal a declarar, le informaron que todo era un error, que ya podía irse a su casa, pero en los medios virtuales, televisivos y radiales la noticia ya estaba difundida, y los periódicos también traían impresa la nota.
 
Y ahora, a casi ocho meses del “error” policial, los medios de comunicación no le publicaron ninguna aclaración, bajo el argumento que la información fue brindada por la policía, mientras, el desprestigio le pasó factura porque hasta tarjetas de crédito le fueron canceladas, esto porque los bancos mantienen contacto con la policía, donde las personas con antecedentes penales sufren este castigo.
 
"Errores"
 
Laura intentó limpiar su expediente y el entonces director de la DNIC, Leandro Osorio, le informó que la ayudaría, pero al solicitar una hoja de antecedentes penales para un trámite, en la misma se establece que tiene causa pendiente por ocultamiento y robo de vehículos en perjuicio de un testigo protegido. A parte de eso, la empresaria teme que hasta le cancelen su visa americana, todo por el antecedente policial.
 
Pero como los errores se han vuelto parte del sistema en Honduras, ahora resulta que Laura solicitó apoyo del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh), pero la respuesta es que es un asunto administrativo de la policía, y en otras organizaciones defensoras de derechos humanos simplemente le tomaron el testimonio pero no hicieron nada para ayudarla a limpiar su expediente policial.
 
En ese sentido, Laura procedió a denunciar ante el Ministerio Público, por los cargos de abuso de autoridad y detención ilegal contra la fiscal Melissa Vásquez, contra el periodista y vocero de la DNIC, Aníbal Baca, por abuso de autoridad y contra los agentes de investigación Rafael Castro y Nelson Varela, por abuso de autoridad y detención ilegal. La denuncia fue interpuesta desde el 22 de febrero pero aún no tiene respuesta.
 
Cabe mencionar que en este medio también consta la denuncia de otro ciudadano, Henry Antonio Núñez, contra un grupo de agentes de investigación, quienes en otro hecho registrado el 7 de abril pasado, lo capturaron en la colonia La Pradera de Comayagüela, donde junto a otros vecinos lo presentaron ante los medios de comunicación como parte de una banda de robacarros, los ficharon, y por la madrugada los liberaron, pero ya les habían saqueado los apartamentos, llevándole a él, joyas y dinero. Nunca fueron presentados ante la Fiscalía por falta de pruebas.
 
Entre tanto, Aníbal Baca, vocero de la DNIC, dijo no recordar el caso, pero que la policía tiene facultades para una detención para investigación, y si no se presentan cargos contra ella, debe, a través de la fiscalía, solicitar se le limpie el expediente.

viernes, 8 de mayo de 2015

Mireya Carolina Cabrera Varela es una Mujer que brilla .

Honduras
Comparte con un amigo (a)

Por :Itsmania platero

Ella es periodista "una persona maravillosa , buena amiga ,excelente profesional , su semblante irradia esa fuerza interior que inspira al ser humano a luchar y aferrarse a la vida.
Hoy Miereya es paciente oncologica del hospital público "San Felipe " desde que se le diagnóstico cancer de mama se ha sometido a un proceso que va desde la cirugía hasta la aplicación de radioterapias y quimioterapia .
La carencia de medicamentos en el hospital, el desempleo ,la falta de programas humanitarios de atención para los periodista hondureños, los altos precios de las medicinas y el valor de aferrarse a la vida. Nos mueve a solicitar su apoyo para la periodista Mireya y unirse a está gran campaña en la lucha contra el cancer ...contactala en facebook
Mireyacabrera94@yahoo.com
504-33888755
504-87879955
504-99415603

Honduras POLACHE


Itsmania platero


Paul Hughes es hondureño , su nombre artistico es "POLACHE " una palabra compuesta de su nombre POL y ACHE la primera letra de su apellido .



Cantante, escritor e interprete ; además de su pasión por el fútbol su sueño ha sido pasar las fronteras representando a Honduras en numerosos eventos internacionales con sus compocisiones inéditas.

" Honduras merecetela ","pedazo de mujer " son unas de las más lindas melodías que le llevaron a alcanzar gran popularidad ganandose el aprecio y admiración de los hondureños.
Esto no sería posible sin su representante su esposa Karla quien ratifica que "Detrás de un gran hombre se encuentra una gran mujer ".



Estas lineas son para ti Polache Con mucho cariño y agradecimiento por tú apoyo...itsmania platero

ANA PAOLA PIZZATI jer sobreviviente de atentado vive pesadilla al perder su hijo

Tegucigalpa, Honduras (Conexihon).- Un caso de película, de sobrevivencia, de angustia y dolor, padece la ex directora Fomento a la Mipymes de la Secretaría de Industria y Comercio, Ana Paola Pizzati, después de sobrevivir a un atentado.
 
 
Su vehículo recibió más de 30 balazos, mientras que su cuerpo recibió una herida. Pero lo peor no es el atentado criminal de parte de desconocidos. Ahora Ana Paola, quien es testigo protegida en el caso por el que se le quiso matar, es víctima del mismo Estado que la protege, al quitarle la custodia de su hijo, también testigo protegido.
 
Ana Paola es una mujer de 34 años. En el gobierno del presidente Porfirio Lobo Sosa laboraba en la Dirección general de fomento a la Mipymes de la Secretaría de Industria y Comercio (SIC).
 
Sin embargo, tras el atentado criminal de agosto pasado, le vino la peor pesadilla, que la despojaran de su hijo de 12 años, supuestamente, bajo procedimientos legales amañados.
 
Al parecer las puertas se le cierran a cualquier instancia que acude, mientras, su hijo permanece bajo la custodia de su padre, el boliviano Gunther Antonio Suárez, quien tendría un estatus de ilegal, según ella.
 
Ahora está a la espera de que la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf) reconozca que el procedimiento usado para despojarla de su hijo ha sido incorrecto y se lo devuelva porque el menor ha permanecido con ella toda la vida.
 
El día del atentado
 
Al salir de su trabajo en la SIC, ubicada en el bulevar Kuwait de la capital, el 20 de agosto del año pasado, Ana  Paola conducía su vehículo a inmediaciones del semáforo entre las colonias capitalinas El Prado y Miramontes, a eso de las 5.00 de la tarde. Fue atacada a balazos por sujetos desde otro vehículo.
 
Tras el atentado, Ana Paola permaneció convaleciente, tiempo en que su ex marido, aprovechando una visita que le hacía al niño en La Ceiba, como cotidianamente ocurría los fines de semana, se lo llevó y no lo devolvió. La policía reportó el hecho como rapto y se giró alerta migratoria para que no saliera del país.
 
Él realizó varias gestiones legales, en instituciones públicas, para que el Estado, a través de Dinaf le asignara de manera legal la tutoría, lo que finalmente ocurrió.
 
La última resolución del Dinaf, que fue en consenso con personal de la Fiscalía del Menor, de Juzgados de Letras de la Niñez y del Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (Conadeh), fue que el menor regresara a su anterior hogar, pero extrañamente consideraron como ese último hogar la casa de Gunther aunque nunca vivió con él.
 
 
Anteriormente, el Dinaf había asignado la custodia del menor a una familia alternativa, pero fue por poco período. Según Ana Paola, la condición de residencia del padre del niño es de ilegal, porque tenía permiso de trabajo en Honduras pues es boliviano, pero el mismo venció porque ya no trabaja. Sin embargo, las autoridades tampoco proceden por la estadía irregular en el territorio, esto sin contar que tiene varias denuncias por violencia doméstica.
 
Recurso
 
Para revertir lo actuado, Ana, quien está fuera del país porque recibió amenazas de muerte; nuevamente a finales de marzo, interpuso ante el Dinaf un recurso de nulidad absoluta de acciones a partir del auto de admisión del 11 de enero anterior, en virtud de haber prescindido total y absolutamente del procedimiento establecido.
 
En ese sentido, el recurso es en el expediente 078-01-2015, de denuncia de vulneración de derechos de un menor, interpuesta el 11 de enero anterior, contra Gunther Antonio Suárez Santelices, por considerar que el procedimiento para asignarle el niño al padre es contrario al derecho.
 
Las causales que establece el recurso es que el fallo emitido por el Dinaf a favor del padre, no fue firmado por la directora del Dinaf, Loli Salas, sino por Nolvia Herrera, gerente de Protección de Derechos del Dinaf, lo que es incorrecto, y además carece de la firma del secretario general que es el fedatario, lo que implica incumplimiento de la Ley de Administración Pública, Código de la Niñez y la Ley de Procedimientos Administrativos.
 
En el expediente hacen parecer que en la exploración sicológica emitido por Katerine Marie Zerón el 12 de enero de 2015, maliciosamente aduce que los abuelos maternos fueron los que interpusieron la denuncia, haciendo ver que esto se relacionará con lo que supuestamente dijo el menor, que su madre estaba hace un año en Canadá, y de esa manera facilitar la vía para que el padre se quedara con el niño, lo que es incorrecto.
 
Además que la abogada Nolvia Herrera solicitó un estudio socioeconómico a Gunther Suárez, pero hasta un mes se le hizo, denotando la parcialidad de la abogada, pese a que hay suficiente información relacionada a que Gunther nunca ha convivido con el menor y que se lo llevó sin consentimiento de su madre y de los abuelos que lo tenían en La Ceiba, por razones del atentado criminal.
 
El documento establece que Gunther puso en riesgo la seguridad del niño porque es testigo protegido. Además el estudio socioeconómico a Gunther no se hizo porque no pudieron establecer el domicilio.
 
Luego, la misma abogada Herrera, según el escrito, usurpó funciones del Director ejecutivo y el secretario general del Dinaf, al emitir una resolución el 13 de febrero anterior, mediante la cual convocó a las partes para resolver el conflicto de vulneración de derechos del niño, evidenciando la insistencia por violar el proceso y los derechos de Ana Paola.
 
Luego establece que se convocó a la directora del Dinaf para el 16 de febrero, para ratificar y aprobar todas las irregularidades cometidas al no evacuar medios de prueba, al no estar representada Ana Paola se ordenó que el niño fuera a un hogar sustituto.
 
Como si fuera poco, la abogada Herrera resolvió el 27 de febrero la restitución del menor a un entorno de familia, tomando la decisión del juzgado de letras de familia, que es quien debe conceder la guarda y custodia a favor de Gunther, sin ningún dictamen legal.
 
Por esas irregularidades es que se pide la nulidad del proceso por prescindir del procedimiento debido, según Ana Paola.
 
Este medio fue al Dinaf para conocer la versión de la directora del Dinaf y de Nolvia Herrera, pero no atendieron ni dieron cita, pese a la insistencia, mientras, de Gunther, tampoco se logró su versión, sin embargo, parte de las respuestas están en el expediente que se sigue por el caso.
 
Gunther deja claro que Ana Paola no puede ser testigo protegido, ni su hijo, de algo que no vieron porque no saben quienes perpetraron el atentado.
 
Además que ella como mamá casi nunca estaba con el niño, sino que estaba al cuidado de los abuelos, razón por la que reclama la custodia.
 
También aduce que por el riesgo que ella corre, tras el atentado, el niño está en el mismo peligro, por lo que estaría mejor con él, además que la idea de ella es llevarse el niño para Canadá, donde vive con su actual esposo, y de esa forma separarlo y quitarle el derecho.