DERECHOS HUMANOS HONDURAS


VOLUNTARIOS HONDURAS



miércoles, 24 de febrero de 2016

MÉXICO VIOLENCIA QUE SE VUELVE ORDINARIA: CUARTO PERIODISTA ASESINADO EN MÉXICO EN 2016

24.02.2016


Reporteros sin Fronteras (RSF) expresa su gran preocupación por el recrudecimiento de los crímenes contra periodistas mexicanos, ilustrado de nuevo con el asesinato de Moisés Dagdug Lutzow. Es el cuarto periodista asesinado en menos de dos meses.
Primero fue Oaxaca (en enero), después Veracruz (a inicios de febrero), ahora fue el turno del estado de Tabasco de ser testigo de la violencia contra los periodistas mexicanos. El sábado 20 de febrero de 2016 encontraron muerto en su casa, en la ciudad de Villahermosa, capital del estado, al periodista y empresario Moisés Dagdug Lutzow.
La víctima, quien fue diputado federal por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) entre 2006 y 2009, había recibido numerosas amenazas. Era propietario de la estación de radio XEVX-AM La Grande de Tabasco y conductor del programa “De Frente a Tabasco”, transmitido en la frecuencia89.7 FM y en el sitio www.canalTVX.com. Dagdug Lutzow abordaba a menudo temas relacionados con la inseguridad y criticaba abiertamente los problemas de corrupción en el estado.
“¿Cuántos asesinatos harán falta para que las autoridades mexicanas se encarguen finalmente del problema?”, cuestiona Emmanuel Colombié, responsable del Despacho América Latina de RSF. “Los asesinatos de periodistas se han vuelto comunes en México, es dramático. El poder central debe mostrar su voluntad de frenar esta espiral macabra, garantizar la protección de los periodistas y poner fin a la impunidad que reina en casi todo el país”, añadió.
Según los primeros testimonios, Moisés Dagdug Lutzow acababa de regresar en su casa cuando varios individuos, que habían penetrado en el domicilio, lo atacaron. El periodista se habría resistido; lo asesinaron con arma blanca.
Reporteros sin Fronteras se puso en contacto con periodistas de Villahermosa, quienes están conmocionados por este nuevo drama, y se une a su demanda: exigen a las autoridades judiciales de Tabasco que realicen una investigación seria y responsable. Por el momento, en sus investigaciones para identificar a los autores del crimen, las autoridades se inclinan por la hipótesis de que se trató de un robo. Una hipótesis cuestionable si se considera que la camioneta de Moisés Dagdug Lutzow fue abandonada a unos kilómetros de su casa; en ella la policía encontró envases de bebidas alcohólicas y el arma del crimen.
Éste es el cuarto asesinato de un periodista en México desde el inicio del año: Anabel Flores Salazar fue asesinada el 9 de febrero en Veracruz; Marcos Hernández Bautista y Reinel Martínez Cerqueda, el 21 y 22 de enero, respectivamente, en el estado de Oaxaca.
México ocupa el lugar 148, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa publicada por RSF en 2015.